viernes, 11 de mayo de 2012

Las series de la merienda

¿Quien no recuerda, cuando en su mas tierna infancia estaba pegado al televisor viendo unas magníficas series mientras estaba en la hora de la merienda?



Encantadoras series que hacían que las galletas te bajaran por el gaznate con un gusto indescriptible.
Como ejemplo más provechoso tenemos la serie de Digimon, la genuina historia de unos chavales que son trasportados a un mundo digital y deben salvar ese mundo digital para que la oscuridad no lo devore.

En este concepto las 2 primeras series van entrelazadas y eso es bien, pero el nefasto destino tiene una forma perversa de destruir un mito, en el caso de Digimon le dio un tono mas al estilo coreano que acabaron siendo un auténtico mojón de Lasha-Apso.

 Las generaciones posteriores solo conocerían a este tipo de Digimons:

Lo peor no es el cambio de trama, el cual se va de madre, sino que aparte de tener aspecto coreano, la especie de león de la izquierda que lleva una rama en la boca és el rey Digimon.

Que cambien a los personajes y les den un toque coreano es posible, pero que un león cateto y macarra sea el rey Digimon es ridículo. Se han cargado el maldito hito de mi infancia.

Pero lo peor no es Digimon, sino Pokemon, el cual ha estado evolucionando la serie tanto tiempo que los pokemons ya pasan a ser dantescos.
 
Nuestra generación ha sido la que  mejor ha vivido la merienda en lo que se refiere a series, la generación del nuevo milenio se ha echado a perder con series como "Lazy Town" o "El asombroso mundo de Gumball" que no hacen otra cosa que convertir a los jóvenes en pequeños Rudolf.

Pero todo ello pasara porque hay esperanza todavía, y no me refiero a "Sálvame" me refiero a "Hora de Aventuras", una serie que salvara a los picolinos del mal.


1 comentario: