sábado, 10 de mayo de 2014

Tu, yo y ahora..... POCHOLO!

Que enfatizante se pone uno cuando recuerda al ilustre de Pocholo, un hombre mitad cocaina, mitad franquista "Hippie", un auténtico "Daddy Yonki" que és capaz de transportar más cocaina y farlopa en su cuerpo que cualquier narcotraficante.

 En la vida de todo pokemon llega la fatídica hora de emigrar hacia otras regiones del mundo, como Kanto,Johto o la región de los Muslitos marinados del Profesor, en uno de estos viajes, me hayaba en el avión junto a una manada de Masquerain's salvajes, en mi opinión una panda de payasos con alas, empezaron a acosarme, y doy fe que mis placajes redujeron a unos cuantos, pero no pude con la malloría, a mi lado discerní un bulto que resultaba ser mi compañero de butaca del avión, que de pronto abrió los ojos, era Pocholo, el hijo de perra había dormido 3 segundos y medio en el avión y estaba totalmente recuperado de unos voltios que se marco con unos Pikachu's salvajes en una discoteca del profesor Oak.


Como un Fénix resurgiendo de sus cenizas se marco unos pasos de baile, yo quedé prendado del desfase que llevaba aún habiendo descansado, el tío saco de su bolso unas pastillas locas que tenían la forma del femur de Steve Urkel. De pronto las aplastó en su mano y se lo esnifó ocularmente, no daba crédito a lo que veía, entonces los Masquerain's se volvieron locos y lanzaron un par de ataques ala, que el bueno de Pocholo aprovechó para airearse la melena leonina que poseía, que jolgorio, pero como ibamos a sospechar que el avión estaba siendo tripulado por el calvo tetraplégico de los X-men que al escuchar la pelea saltó del avión dejando la cabina vacía.


Los pokemon bicho no sabemos nadar y los Masquerain's no consiguieron sobrevivir, y casi no lo cuento, pero Pocholo me guardó en su bolso y me sacó del agua, sin saber aún como emergimos en Ibiza, y entonces los sentidos primarios de Pocholo se activaron, se desplegó la policía, la guardia cívil y el ejército de Ibiza frente a las playas. Era  una imagen dantesca, ni que fuera "Godzilla", eso quería pensar, pero me equivoqué...


Pocholo se corto la muñeca y empezó a sangrar como sin no hubiera un mañana, la sangre cocainizada salpicó a todos los hombres que nos negaban el paso a la fiesta, de modo que empezaron a sudar y murieron a los 15 segundos y medio por exceso de estimulantes y viagra para felinos.


Finalmente, Pocholo me ayudó a entrar en Pacha, después me ofreció un zumo de naranja, lo tomé sin miedo, no lo pensé, cerré los ojos y cuando los abrí estaba en Guatemala cerrando un trato para recuperar el bolso de Pocholo de unos secuestradores birmanos.


Finalmente sólo tengo que decir que aunque he sufrido secuelas emocionales, Pocholo ha demostrado ser un héroe, no sólo por salvarme la vida, sinó por demostrar que no solo busca fiesta, sinó que busca fiesta pero siempre ayudando a los demás y eso lo hará un dios caminando entre meros mortales.

1 comentario: